¿Debo nombrar un albacea en mi testamento?

¿Debo nombrar un albacea en mi testamento?

¿Debo nombrar un albacea en mi testamento?, seguro que alguna vez te has hecho esta pregunta. Es lógico que, como empresario, te preocupe que tu herencia no se produzca de la forma más sencilla o ágil posible. Efectivamente, cuando en una herencia están en juego intereses societarios, es muy conveniente otorgar testamento e incluso designar a un albacea, como persona de confianza encargada de cumplir la voluntad del testador. Con ello evitaremos conflictos sucesorios varios.

El albacea es aquella persona de total confianza del testador, que es utilizado por este para asegurar el cumplimiento de sus disposiciones testamentarias hasta las últimas consecuencias. También es la persona encargada de gestionar y administrar la herencia hasta que es adjudicada a los herederos y legatarios, de acuerdo con el testamento. Por tanto, no solo garantiza el cumplimiento de nuestra última voluntad. Si no que también evita conflictos sucesorios.

¿Debo nombrar un albacea en mi testamento?. Cómo hacerlo.

Al contrario que en los sistemas anglosajones, en nuestro sistema jurídico, el albacea es un cargo voluntario, no obligatorio. Aquí, los herederos son los que ejecutan y llevan a cabo el testamento y gestionan la masa hereditaria. Ello puede provocar ciertas situaciones de incompatibilidad, por conflicto de intereses. Sobre todo cuando en una misma persona se dan las figuras de heredero y de gestor de la masa.

Si bien la figura del albacea se encuentra regulada en nuestro Código Civil y normativa foral de forma distinta, todas las regulaciones tienen algo en común: el albacea es un cargo de confianza. Por tanto, si conoces una persona en la que confiar para gestionar tu patrimonio, es muy conveniente instituirle como albacea en ciertos testamentos, cuando la masa hereditaria pueda revestir cierta complicación. Por lo general cuando existan intereses empresariales en juego. Con ello te garantizarás el correcto cumplimiento de tu última voluntad.

Para nombrar un albacea es obligatorio otorgar testamento. Es en dicho documento, donde queda reflejada la persona que ocupará dicho cargo cuando faltes. El cargo es gratuito, aunque el testador puede fijar su retribución. Por último, debes saber que el cargo de albacea no es obligatorio para la persona que tu designes. Es decir, puede renunciar. Ahora bien, una vez acepte el cargo, queda obligado por todas las disposiciones legales a cumplir la voluntad del testador. Por último, comentar que es posible incluir a varios albaceas, que actúen mancomunada o solidariamente. Aunque también se puede designar a uno solo. El albacea puede ser al mismo tiempo heredero o legatario en la herencia en nuestro derecho común (Código Civil). No, sin embargo, en algunos derechos forales.

Cuándo está recomendado nombrar un albacea.

El nombramiento de un albacea está indicado cuando están en juego patrimonios o disposiciones testamentarias complejas, existan varios legatarios y herederos, que puedan entrar en conflicto, herederos menores de edad o cuando entre en juego intereses empresariales y societarios.

Cuando están en juego empresas familiares o intereses societarios complejos, masas patrimoniales compuestas por industrias o actividades económicas, se hace muy necesario el nombramiento de un albacea que observe y garantice el cumplimiento de las disposiciones testamentarias del empresario, que no siempre pueden ser sencillas.

No es necesario informar de forma previa al albacea de su nombramiento aunque, debido a su cargo de confianza, se sobreentiende que conocerá su cargo antes del fallecimiento del testador. Tampoco es necesario compartir con él las disposiciones testamentarias, aunque sí recomendable, con el fin de hacer que entienda la forma y manera en la que el testador desea que se cumple su última voluntad.

Por tanto y en resumen, podemos decir que es muy recomendable nombrar un albacea con el fin de interpretar la última voluntad del testador, cumplir todas las disposiciones testamentarias, incluso los legados, cargas o condiciones. También para realizar un inventario, avalúo, partición y adjudicación de los bienes hereditarios, que en ocasiones puede ser tarea compleja. El estudio de la normativa legal aplicable, dada la disparidad de criterios entre normas comunes y forales, se hace imprescindible en los supuestos de sucesión testada con nombramiento de albacea.

Bufete de abogados expertos en derecho civil y mercantil

Descubre nuestro servicio Empresa 360, de externalización y apoyo legal y administrativo al empresario. Sea cual sea el tamaño de tu empresa o sector de tu negocio te ayudamos a cumplir las obligaciones legales. También a llevar la administración y gestión de tu negocio. Ponte en contacto con nosotros y contrata una videoconferencia con un abogado experto, o si lo prefieres, llámanos al 91 534 38 62. En cualquier caso, puedes descargarte nuestro E-book de forma gratuita, que te acercará a nosotros para que puedas valorar mejor nuestra marca. Déjanos tus datos en el formulario que encontrarás más abajo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.